miércoles, 28 de abril de 2010

DURANTE MIS ENOJOS ESCRIBO

A veces creo que es idiota. Un tipo particular de idiota que cree que algo sabe, que algo entiende. Y no estaría mal si fuera una idiota auténtica. Pero no, nada de eso. Ser idiota requiere de un grado de concentración y de congruencia que no le es posible practicar con su cerebro amueblado de conclusiones prestadas. Ser un idiota conlleva una estética tanto de los pensamientos como de las vacilaciones. Y ella nada de eso tiene. Entonces me pregunto y si ni idiota puede ser…debe ser alguna otra cosa. Un pedazo de nada que se las da de idiota sin siquiera saber que ni a eso se atreve.

4 comentarios:

Patricio dijo...

Por fin! Se la extrañaba :)

Rosa Inmaculada Alderete dijo...

Gracias a usted!!! Te agradezco tanto! Estoy algo rara y escribo...raro. A veces no me animo a postear. Cobardía o prudencia? Definitivamente cobardía!

Maru dijo...

yo tambien estoy escribiendo raro!!!
a lo mejor es vergüenza solamente, ante la rareza. Uno se acostumbra hasta una forma determinada de escribir.
Hola! Soy amiga de Martín Puccinelli, él me dio tu blog para que me ponga en contacto con vos. La verdad raro o no me gusta mucho como escribis!!!
Te felicito.

Rosa Inmaculada Alderete dijo...

Muchas gracias, Maru! Raro, rara es una palabra que uso frecuentemente. A veces creo que la extrañeza es un estado que conviene atesorar!
Gracias muchas por leer!